Sobre nosotros

Entrevistamos a Vanesa García, diseñadora de producto de Dcycle.

Tiene más de seis años de experiencia en el sector y ha ganado premios en más de 30 festivales de publicidad y diseño.

Su diseño está repleto de lecturas, y de ver durante horas a grandes y pequeños diseñadores y estudios de productos digitales.

Vanesa comenzó su carrera profesional en un pequeño estudio de Diseño y Branding en Valencia, pero fue realmente en FLUOR Lifestyle, una Agencia de Publicidad e Innovación Creativa, donde desarrolló el estilo gráfico personal que ahora la representa.

Tiene más de seis años de experiencia en el sector y ha trabajado para marcas como ING, Aragón TV, NBC Universal, Movistar +, AMC Networks, Paramount Network, Sanitas, Cruz Roja o Grupo Pachá.

También ha dirigido de forma independiente la comunicación gráfica del Festival Pirata Rock desde su creación hace cinco años. También ha sido reconocida en más de 30 festivales de publicidad y diseño como LAUS, WINA, Inspirational o PROMAX BDA.

Licenciada en Bellas Artes por la Universidad Politécnica de Valencia, tiene un perfil multidisciplinar. Pronto se interesó por el mundo del diseño y la publicidad, lo que la llevó a venir a Madrid a realizar un Máster en Creatividad Gráfica y Dirección de Arte en CICE, la escuela profesional de Nuevas Tecnologías.

Interesada también en la relación entre las personas y la tecnología, estudió el curso de UX & UI en la Escuela Mr. Marcel, el curso de After Effects y Motion Graphics en la Escuela de Arte Digital y Nuevos Medios, Trazos, y el Postgrado en Branded Content y Transmedia Storytelling en INESDI Business School.

¿Qué influye en su estilo de diseño?

Puedes encontrar inspiración en todo. En cualquier momento o persona de tu vida cotidiana. Hoy en día tenemos la suerte de tener todo a nuestro alcance gracias a las nuevas tecnologías. No sé dónde escuché, o leí, que "para ser un buen comunicador visual, además de saber de diseño, hay que saber de todo", pero es muy cierto. 

Mi diseño está lleno de lecturas, y observando durante horas, a grandes y pequeños diseñadores y estudios de productos digitales. Conocer el trabajo que hacen y cómo enfocan cada proyecto y luego pensar cómo lo habría hecho yo. Sin duda, hay que ser curioso y rodearse de talento, eso es lo que te hará mejorar. Y, por supuesto, hay que conocer las tendencias para poder crear algo diferente.

El resultado de todas estas referencias, y que siempre se refleja en mi obra de alguna manera, sería el minimalismo sintético, contar mucho con poco.

Dejar algo al mundo y hacer un buen diseño que perdure en el tiempo, son las metas a las que debemos aspirar. Hoy en día nos cansamos de las cosas demasiado rápido. Por eso, conseguir que nunca te canses de ver algo, y que siga funcionando en el futuro, es el resultado de un buen diseño.

¿Qué le llamó la atención cuando conoció Dcycle?

La combinación entre tecnología, diseño y su aplicación a la innovación social.

Los proyectos con estas características son los que más pueden innovar, buscar mejores soluciones que vayan más allá de lo establecido. Son más vivenciales, por lo que se transmiten de forma diferente y acaban siendo los más valorados.


Se juntaron muchas cosas positivas, en primer lugar tener la libertad creativa de crear algo desde cero, que es una de las cosas que más valoro en un proyecto. En este caso, pudimos elegir cómo queríamos que fuera toda la identidad, además de que se le dio mucha importancia al diseño.

En segundo lugar, teníamos un hueco en el mercado sin apenas competencia, podíamos elegir dónde y cómo queríamos posicionarnos y conseguir algo distintivo y revolucionario.

Además, era necesario comunicar qué es realmente la sostenibilidad y cómo puede lograrse. Era un problema que teníamos que resolver, para hacer entender a la gente que es ahora cuando tenemos que reunirnos. Tenemos que crear nuevas estrategias, sin que parezca una moda pasajera, sino un cambio de paradigma. Hacer las cosas de forma diferente a como se han hecho en el pasado.

Y en tercer lugar, una oportunidad, que es algo que no siempre se tiene y que estaba llamando a mi puerta. Queremos conseguir muchas cosas y creo que es el lugar adecuado para hacerlo.


¿Cómo puede el diseño ayudar a la sostenibilidad?

Con la pandemia, creo que ha salido nuestro yo más creativo y nos hemos dado cuenta de muchas cosas. Hemos tomado conciencia de la importancia de un buen diseño, si cumple los objetivos a la hora de comunicar y también de la estética.

Del mismo modo, la sostenibilidad debe ir acompañada de un buen diseño. La sostenibilidad aún no ha sido entendida por muchos. Todavía hay personas que, cuando oyen la palabra, se muestran reticentes a ella. Al mismo tiempo, hay otros que quieren avanzar hacia ella pero no saben cómo.

En cierto modo, los diseñadores tenemos una responsabilidad: pensar para las personas, empatizar y conectar con ellas, no ser simples ejecutores de programas. Poco a poco, estamos construyendo un camino hacia una cultura del diseño mucho más valorada y extendida.

Existe una necesidad real de entender la sostenibilidad y encontrar nuevas soluciones que nos hagan avanzar en la dirección correcta, transformando las sociedades hacia una perspectiva de futuro conjunta.

Estamos empezando a hacer las cosas bien, pero debemos seguir cambiándolas. Tenemos la oportunidad y la capacidad de hacerlo. Hemos consumido por encima de nuestras posibilidades, nuestro reto ahora es entender qué necesitan las sociedades y cómo hacerles entender que no podemos crear algo nuevo sin saber qué impacto tiene en el resto. Y esto tiene que ocurrir ahora, creo que no hay otro momento.

¿Qué sitios web, diseñadores, charlas o libros recomienda?

La lista es interminable, la carpeta de capturas de pantalla de mi teléfono podría ser un buen ejemplo. Pero si tuviera que elegir:

  • Una diseñadora, sin duda femenina, Tara Rego, Rebeka Arce o Verònica Fuerte.

  • Un estudio, de los pequeños, que intenta romper las reglas y hacerse un hueco entre los grandes. Diseños siempre generativos de Hyper StudioDIA Studio o Cuchillo Studio.
  • Un autor, la filosofía de Byung-Chul Han.
  • El último libro leído, "Lo esencial" de Miguel Milá.
  • Una canción, el poder de abstracción que tiene la música electrónica en general.
  • Un documental, la fantasía que nos trajo "Abstracto" de Netflix.
  • Un boletín, "los domingos de Honos".
  • Un sitio web, perdiendo la noción del tiempo con Awwwards.

Ahora ya sabes un poco más sobre las personas que componen Dcycle. Descubre más sobre nuestro propósito en el siguiente enlace.

Otros posts del blog

¿Quiere saber más sobre nuestras soluciones de sostenibilidad?