Sobre nosotros

Conoce a Lauren, experta en moda sostenible de Dcycle.

La sostenibilidad no debe ser un proceso o una estrategia aparte, sino que debe aplicarse a todas las acciones de la empresa.

Me encanta la idea de ser el vínculo a través del cual las empresas pueden iniciar su transición hacia la sostenibilidad...

¿Puede hablarnos un poco de su trayectoria personal y profesional?

Nací en Estocolmo pero me mudé a Madrid cuando tenía dos años y me crié aquí. Cuando terminé el colegio me trasladé a Londres, donde me gradué en BA (Hons) Fashion Buying & Merchandising en el London College of Fashion. Después volví a Madrid y estudié un Máster en Sostenibilidad y Responsabilidad Social Corporativa, mientras realizaba algunos proyectos con marcas de moda en Londres y Estocolmo.

Cuando terminé el máster, empecé un doctorado en el CFS (Centro de Moda Sostenible), donde actualmente investigo sobre las diferencias generacionales y culturales en relación con el consumo de moda de segunda mano. En mi investigación, presento la segunda mano como una estrategia de transición hacia la reducción del impacto ambiental. Estar en este Centro de Investigación ha sido una gran oportunidad en mi carrera profesional. Creo firmemente que nosotros, los seres humanos, somos responsables de asegurar un futuro sostenible y, a través de mi formación, siento la necesidad de trabajar en este sentido.

Mi experiencia es principalmente académica, y mi formación me ha guiado hasta donde estoy hoy. Ahora me siento preparado para poner en práctica mis conocimientos. Aun así, sigo muy involucrada en el mundo académico. Doy conferencias en universidades y ahora mismo estoy organizando una conferencia sobre los residuos de la moda, entre otras cosas.

¿Qué es lo que le apasiona de la moda y la sostenibilidad?

Siempre me ha fascinado la industria de la moda. Por lo tanto, tomar la decisión de estudiar moda no fue difícil, fue bastante obvio desde el principio.

En términos de sostenibilidad, siempre he sido una persona concienciada. La sostenibilidad medioambiental y social ha estado muy presente en mi familia, pero nunca había pensado en centrar mi carrera en la sostenibilidad,

Cuando estudié mi carrera, recuerdo, la sostenibilidad era todavía una tendencia. Pero, durante mi carrera, experimenté cómo este fenómeno evolucionaba y se hacía cada vez más grande. Cuando terminé mi carrera, la sostenibilidad se había convertido en algo esencial para todas las empresas del sector textil.

Cuando empecé, la sostenibilidad estaba relacionada con el algodón orgánico, el comercio justo, el reciclaje textil, etc. Hoy, la innovación nos ha llevado a soluciones sostenibles increíblemente disruptivas. Creo que esta evolución constante de la sostenibilidad la hace aún más interesante.

Cuando terminé la carrera pensé: ¿por qué no voy a dedicar mi carrera a hacer las cosas mejor si se pueden hacer? Para mí, no tenía ningún sentido continuar mi carrera profesional en la moda como si todo fuera igual de normal cuando realmente sabía el impacto que tenía el sector. Por eso decidí empezar mi carrera en la moda sostenible.

¿Qué modelos de moda cree que hay que cambiar? ¿Cuáles cree que deberían aplicarse?

Creo que es bastante obvio cuál es el modelo que no funciona. Y es el de la moda rápida lineal. "Comprar, usar, tirar" constantemente, produciendo y desperdiciando textiles.

Por eso, no creo que se trate de implantar un modelo concreto, sino que hay que actuar en toda la cadena de valor. Tenemos que empezar en la fase de diseño y permanecer hasta la fase de fin de uso. La sostenibilidad no debería ser un proceso o una estrategia aparte, sino que debería implementarse en todas las acciones de la empresa. Ese es el "modelo" que debemos aplicar, la sostenibilidad como enfoque holístico. ¿Qué es la moda local si se utiliza el poliéster como material principal? Y, ¿qué es el algodón orgánico si no se produce en condiciones justas?

Aun así, soy bastante optimista. Entiendo que esto no va a cambiar de un día para otro. En lugar de criticar a las marcas que no hacen nada para tomar medidas, celebro a las que sí lo hacen. Creo que la resiliencia es muy importante en la industria textil. Tenemos que encontrar nuevos caminos.

Además, algo que considero muy importante es que las empresas se ocupen de sus productos después de la fase de venta al por menor. La cadena de suministro no debería terminar cuando el cliente abandona la tienda física o el carrito de la compra. Un gran porcentaje del impacto medioambiental de las prendas se produce después de esta etapa. ¿Cuánto usa y lava el cliente su prenda? ¿Qué hace el cliente con la prenda una vez que no la quiere? Creo que este es un reto muy importante que las empresas de moda deben empezar a considerar: cuidar sus productos hasta el final. Y aquí es donde entra en juego la circularidad.

¿Por qué ha elegido una empresa que se preocupa por la sostenibilidad?

Ser parte del cambio. Me encanta la idea de ser el eslabón a través del cual las empresas pueden iniciar su transición hacia la sostenibilidad. Saber que estás ayudando a reducir la huella de carbono a través de tu trabajo es un proyecto precioso.

Siendo realistas, no habría elegido una empresa que no se preocupara por la sostenibilidad, o que no tuviera la intención de hacerlo. Además, en mi caso, era muy importante elegir un lugar en el que la gente creyera realmente en la necesidad de actuar, y no sólo actuar porque alguien nos lo diga. Estar rodeado de gente que se preocupa es muy inspirador.

¿Debe el talento invertir en sostenibilidad?

Por supuesto. Estamos atravesando un proceso de transición hacia un futuro más sostenible. Las empresas necesitan talento en este ámbito que pueda guiarlas durante todo el trayecto y, por tanto, el talento tiene que formarse en él. No creo que haya otra opción. La ley va a obligar a las empresas a elegir este camino.

Aun así, creo que cada uno debe seguir su propio talento y luego educarse dentro de la sostenibilidad, entendiendo cómo ésta puede adaptarse a sus propias responsabilidades. Necesitamos soluciones de todo tipo, de todo ámbito, y debemos unir diferentes capacidades y conocimientos para crear espacios de trabajo multidisciplinares.

¿Qué le inspira?

Viajar. Conocer nuevos países y diferentes formas de entender la vida es algo que me ha inspirado durante toda mi vida. Mis experiencias han cambiado mi visión y he aprendido cosas que nunca me había planteado. Viajar te hace comprender la realidad y te abre la mente.

La música. Me encanta la música y me inspira mucho. Me gusta que cada espacio o situación me pida un tipo de música diferente, e incluso, que la música a veces me devuelva a lugares y recuerde momentos concretos asociados a la canción. Mis grupos favoritos son Tame Impala y Fil bo riva, ¡pero escucho de todo!

Junto con Lauren, el equipo de Dcycle sigue creciendo. También puedes conocer a Vanessa, nuestra diseñadora de productos, aquí.

Otros posts del blog

¿Quiere saber más sobre nuestras soluciones de sostenibilidad?